Historia, modernidad, jardines… y baños

Seguimos caminando por Asakusa. Yo me aparté un momento del grupo para ir a hacer mis peticiones. Con los años de practicar meditación zen uno se acostumbra a buscar silencio cada tanto para recargar energía. Sobre todo en un templo con tanta vibra.

Por ser una calle turística, entre miles de tiendas y curiosidades encontramos todo tipo de escenas:

Amigas vistiendo el tradicional kimono japonés, mientras comen antojitos, familias que llegan buscando alivio

los famosos rickshaw o carritos de tracción humana (que nada tienen que ver con países tercermundistas, ya ven que Japón es el rey de la tecnología y segunda economía global), usados para transportar turistas, sobre todo.

Almorzamos en un restaurante especializado en tempura. Estoy segura que a Japón no lo voy a conocer, me lo voy a comer!

Luego nos fuimos a un jardín japonés tradicional: Hama-rikyū. Es un parque público justo donde desemboca el río Sumida. Tiene una superficie verde más de 250,000 metros cuadrados que tienen siembras desde el siglo XVII

Lo hermoso de este lugar son las flores de colza. Un manto amarillo de pequeñas florcitas que parecen muy silvestres (lo son!) pero no hay que juzgar la utilidad de alguien por su apariencia. Buscando información encontré que es la flor que anuncia la llegada de la primavera, igual que los cerezos y ciruelos; pero también de ella se extrae aceite comestible. Miren esta belleza:

Me senté un rato entre los caminos de flores y de verdad no quería salir de ahí. Es un aroma maravilloso. Te da sensación de limpieza y calma. Ahora más que nunca reniego del papel fútil que han tenido diputados, alcaldes y ministros sobre el medioambiente en El Salvador, la importancia que le han negado a este tema nos está condenando a una pésima salud mental.

Llegamos al hotel. Es la tarde del lunes 12 y cambio mi reino por una ducha tibia. Les presento el Hearton Hotel en Tokio:

Antes de cerrar este segundo post, les quiero mostrar la razón por la que los japoneses son tan amables y alegres

Es el váter del hotel, uno de los sistemas más sencillos que he visto.

Cuando pueda les muestro otros donde tienen un tablero muy complicado en la pared, con el triple de botones y sistema de calefacción para el asiento. Con esta parte resuelta en sus vidas, con razón siempre andan de buenas😅

Nos leemos más tarde.

Anuncios

Una respuesta a “Historia, modernidad, jardines… y baños

  1. Eso es alta tecnología y un sistema interesantisimo, por lo menos nuestros hoteles de lujo deberían de tenerlo, pero y de donde…..

Compartí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s