Basurero

En una esquina de San Salvador, una señora regaña a su hija mientras ambas buscan yo que sé dentro de un basurero.
“¡Dejá eso bicha!” le dice la madre a la enana de unos diez años que -sin llorar- insiste en sacar algo.
“¡Que lo dejés te digo!”, alza la voz la madre sin soltar la infinidad de bolsas negras de su mano derecha, mientras se inclina dentro del basurero buscando algo con la izquierda.

La niña, que remueve y remueve su esquina, me mira como orgullosa de no llorar. Careta, con tizne en la nariz y sandalias destrabadas, me sigue con la mirada tentando el momento oportuno: “me da una moneda chelita, por favor”, dice con la vocecita tostada de sol y extendiendo la mano…vacía.

Anuncios

Compartí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s