Medio(s) perdidos

Cada vez es más común encontrar estadísticas de lectores que se informan a través de APPs, redes sociales y sitios web. Los medios están obligados a sacar gráficos casi a diario para monitorear de dónde vienen sus visitas, obtener el perfil de sus lectores y cómo se ve reflejado en cada tajada de ese ‘pastel’ la preferencia por la información digital sobre la impresa.

No solo las nuevas generaciones vienen con el chip electrónico, también hay otros sectores de público que urgen de conexiones más rápidas y respuestas inmediatas. Se estima que la espera de una conexión a una página, abrir una foto, enviar un mail, etc. se ha reducido a cinco segundos. Si participo en una promoción de Facebook, si pincho un enlace, si envío un formulario, lo que sea que esté interactuando con un medio digital, si no obtengo respuesta en cinco segundos, paso a otra cosa.

Tomando en cuenta lo anterior, me pregunto ¿qué tipo de inversión en profesionales y equipo están haciendo los medios de comunicación?.

El New York Times, Washington Post,  L.A. Times y otros, han venido modificando, no solo la estructura de sus redacciones, en espacio, tecnología y organigrama, también en el perfil de sus periodistas, redactores, fotógrafos y corresponsales.

Los experimentados periodistas de larga trayectoria han ido migrando a lo digital. Vemos directores y editores jefes usando Tuiter, Facebook, Periscope, Snapchat, Vine (los últimos dos ganando más terreno en EE.UU que los dos primeros) a favor de su trabajo en el medio que los arropa. No haré referencia a la libertad -o no- que tengan para opinar diferente a su medio, esa es otra historia; me refiero solo a la migración de herramientas digitales viniendo de una generación de papel.

Si ellos han hecho ese vuelo de una plataforma impresa hacia el estanque electrónico infinito, con más razón los periodistas jóvenes han acelerado esos cambios al inyectar su ‘hacelotodo’ digital. Cada vez es más frecuente ver perfiles de comunicadores que yo llamo ‘navaja suiza’:

• Capacidad de redacción
• Conocimientos básico de fotografía (al menos la ley de 3/4 y uso de flash!)
• Con al menos cuatro redes sociales activas que sean de beneficio al medio que los contrata
• Locución para audio/video
• Herramientas de edición de imagen y CMS (WordPress sobre todo)
• Capacidad de identificar contenido para papel y segregar lo útil para digital
• Hacer que ese contenido diferenciador dure lo necesario cuando el impreso no circula
• Y por supuesto: el criterio necesario para identificar una noticia y hacer una publicación útil de ello

En los últimos cinco años he encontrado empresas que todavía se preguntan si estar en redes sociales es necesario. Es difícil responder a eso sin levantar una ceja y hacer cara de horror a ese director/gerente/presidente y retarlo a salir de su oficina con sofá de cuero, escritorio de caoba y vista aérea.

Parece simbólico que mientras más arriba de un edifico esté su oficina, menos tiene los pies en la tierra y por lo tanto está más desconectado de la realidad de su marca.

En medios de comunicación sucede igual. Parece que no se ha entendido que un área multimedia funciona 7/24 todo el año. Así como no se puede pedir al área de emergencia de un hospital que nadie se enferme después de las 8 pm, o que la torre de control del aeropuerto se apaga a las 7 pm para no dar horas extra, así el área multimedia debe funcionar de la mejor manera.

No se puede esperar que todo suceda de 8 a 5 y luego todos nos vamos a casa. Hay fines de semana, hay vacaciones, hay eventos especiales de país, desastres naturales, visitas oficiales, discursos, emergencias, eventos deportivos y un largo etcétera que debe encontrar a esos profesionales digitales bien engrasados y funcionando.

Los dueños de medios no pueden darse el lujo de tener puertas abiertas para sus socios nada más. No deberían delegar una empresa de información al editor jefe o director de información que termina tomando decisiones para perpetuarse en su puesto en lugar de buscar temas y promover investigaciones que el país necesita.

¿Los dueños de medios -los de la oficina grande y sofá de cuero- están interesados en contenido útil o están usando sus medios como plataforma para hacer su propio lobby?… Tampoco es mi intención meterme en terrenos de “negocio vs. periodismo”, solo quiero plantear el desconocimiento que parecen tener las altas cabezas sobre su empresa. Si ese periódico no tiene claro para qué funciona, qué papel juega en la sociedad, qué cambios puede y debe aportar, será un panfleto errante de todo y nada.

También hay empresas que insisten en el pleito inútil de tener una redacción para impreso y otro equipo para digital, vendedores para un producto y para otro, y el peor daño de todo: periodistas que defienden uno sobre otro. Hace seis meses, en pleno 2015 un editor jefe hizo el comentario que la redacción multimedia solo se encarga de hacer ‘copy paste’. Sentí ganas de llorar toda la semana de pensar que ese tipo de cerebros están dirigiendo ‘cambios’ hacia un futuro digital. Ahora esa empresa ha hecho una inversión mínima de personal sin experiencia para el área digital y sus ventas no levantan vuelo… ni siquiera tienen alas.

Cuando me piden una asesoría de comunicación (sobre todo interna) y veo que hay empresas dirigidas por tanto desconocimiento y miedo a la inversión,a la creatividad, a ser realmente distinta para diferenciarse de su competencia, entiendo porqué les va tan mal en ventas: su base de contenido está dividida, sus mandos medios son en realidad ‘mandos miedos’,  su gerencia de ventas tiene atraso de dos generaciones digitales y nadie los capacita y su presidencia vive en las alturas o en otros negocios sin involucrarse.

Queda hecha la invitación para los altos señores a que salgan de sus oficinas con pecera y pregunten qué hace cada persona a la que le pagan un salario, qué le falta, qué necesita, qué feedback tiene cada empleado de los comentarios que recibe de clientes, agencias, consumidores, alianzas, competencia y hasta de su familia. Los problemas de una empresa de información no se solucionan con el almuerzo navideño: comprométase.

 

c604f29f-28de-4e15-9d55-28b35a0942bf-original

Anuncios

4 Respuestas a “Medio(s) perdidos

  1. Con respecto a esta capacidad de los periodistas “el criterio necesario para identificar una noticia y hacer una publicación útil de ello”…me queda la duda en algunos medios digitales, si ese criterio no existe por culpa del periodista o por el dueño del medio, porque hay notas digitales que dan pena. Supongo que las de papel no abundan tanto porque la web aguanta con todo, total, no ha de ser más caro publicarlo, es un click más (asumo yo).

    “¿Los dueños de medios -los de la oficina grande y sofá de cuero- están interesados en contenido útil o están usando sus medios como plataforma para hacer su propio lobby?”
    La respuesta más, pero más que obvia hoy en día, es lo segundo. Y se han dado color de maravilla en este año, con objetivos perfectamente dirigidos de sus notas principales, madera y énfasis en redes. No hay donde perderse. Y no solo los nacionales, hay periodistas de cadenas internacionales que tienen posturas bastante definidas de a quien apoyan o a quien atacan con su trabajo…hasta los deportivos.

    Una vez le pregunté a alguien de adentro de esos medios grandes si los CM de sus cuentas eran gente sin experiencia, pasantes, bichos de bachillerato o periodistas graduados. Me respondió lo último y me quedé desconcertada de la poca capacidad que demuestran para seleccionar qué poner en el tuit que presenta un link a una nota.

    Feliz navidad

  2. Sí, falta el compromiso tanto de propietarios como jefes, editores, etc. Por otra parte, da grima leer a algunos periodista que escriben en nombre del medio en el que trabajan, con unos “horrores” de ortografía… En los perfiles o en los procesos de entrevistas, un renglón sería indispensable: ¿Cuántos y qué libros ha leído? Denos un breve comentario, ponerlos a escribir una noticia, un breve ensayo, un artículo, etc. O por ejemplo, los conductores de programas de opinión, están en obligación de decir lo nombres correctos; hay uno de la mañana que dice “el redondel de la “bandera” para referirse al redondel Alberto Masferrer. Otro par, de la mañana y de la noche, tienen unas muletillas tan espantosas que no entiendo porqué los dueños no los mandan a capacitarse. Aunque este es otro tema, los periódicos digitales nuestros, deberían dar los nombres de los dueños, de sus jefes de redacción, editores, redactores; trayectorias, etc.

    Cony Elías conyelias01@yahoo.com Twitter: @cony_elias (503) 2263-9178 (503) 7927-7447 Enviado desde mi iPad

  3. Hay niña ya con este articulo ya me dio torticoles cerebral. No estoy en el área del periodismo, mi linea es la venta de empaques flexibles impresos, pero usted pega duro, bueno a meditar cada párrafo y sacar lo mejor. Gracias. Saludos

    Carlos Sanchez

    Date: Fri, 11 Dec 2015 19:39:46 +0000 To: carlossanchez484@hotmail.com

Compartí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s