Los muertos somos todos

Texto publicado para Diario El Mundo – El Salvador

Un fotoperiodista de Diario El Mundo (Neto Martínez) mandó un tuit sobre la escena de un homicidio, como lo hace todos los días, y la respuesta de un lector, es acusar de “guerra psicológica de los medios”.

¿En serio?, ¿ahora vamos a comenzar a contrarrestar los homicidios con campaña contra los medios de comunicación?, ¿esa es la mejor estrategia que se les ocurre?!. Hasta ahora me había quedado al margen del debate sobre violencia porque hay gente mejor capacitada al respecto y prefiero aprender de ellos; pero me ha dado pánico hasta donde está llegando la ignorancia y la manipulación.

  1. Me niego a ver la violencia como un tema de ideología partidaria. Me parece el colmo minimizar un problema tan hondo y abandonado por lustros de gobiernos hacia una simple guerrilla de frases en tuits y facebook entre un bando y otro. Si la vida misma no es así, mucho menos la cultura de violencia con la que nos hemos criado por décadas.
  2. Me niego a ver la violencia a la que tristemente nos hemos acostumbrado como algo reciente cuando cada generación ha ido dando señales de ir profundizando en sus nudos y no será pasando la página que va a desaparecer. No se puede resolver lo que no se quiere ver de frente.
  3. Me niego a reducir cada muerto a números que se olvidan mañana, a que la información sobre cada hecho sea un espectáculo de “los medios contra la sociedad”. Dentro de los muertos también van los cámaras, fotos y periodistas de un solo país, van niños que quedan en medio de ingresar a una pandilla o la muerte, vendedores ambulantes que cruzan una zona prohibida, campesinos y taxistas, empresarios extorsionados, maestro, alumnos y migrantes que huyeron, todos de UN SOLO PAÍS. No hay nadie contra nadie. Ya basta de crear fantasmas para desviar la atención de lo importante. LOS MUERTOS SOMOS TODOS porque TODOS salimos a trabajar cada día, TODOS tenemos familia, TODOS trabajamos o vivimos en una “zona peligrosa”, TODOS nos preocupamos por quien se tarda 5 minutos en regresar pensando lo peor. No son ellos y aquellos, ¡somos todos!
  4. Todos debemos negarnos a cuidarle la comodidad a los funcionarios que no están haciendo lo que deben. Los pasados que abandonaron el tema y sumaron deuda, los presentes que se amparan en cruce de ideologías, y evitar elegir a futuros funcionarios que solo cercan su finca para que nadie les exija, mientras seguimos recogiendo muertos de las esquinas.
  5. Me niego a vivir en un país donde no se puede denunciar… Ni siquiera eso!. Es la cima de la parálisis. Si tengo miedo, si algo me pasó o a alguien cercano, el derecho mínimo que tengo como ser humano que existe, es a la denuncia y a recibir atención. No me voy a callar para que le pase lo mismo a alguien más, no me voy a callar para evitar caerle mal a las autoridades o para evitar que me tilden de lo que sea en redes. No me voy a callar.
  6. Me niego a educar a mis hijos en ideologías desfasadas. En serio me niego a inducir a cerebros que van naciendo a sentirse obligados hacia alguien más. Uno enseña ética y valores universales como base para que ELLOS DECIDAN y al crecer sean gente útil en donde sea que vivan. Esa utilidad no vendrá en asumir un partido político y obedecer dinosaurios. Me llena de tristeza ver a los piojitos en mitines gritando consignas en brazos de sus padres. Me pregunto si las cantarán en su escuela cuando se sientan junto a otros 20 niños con papás de otros partidos. Dejemos de sembrar diferencias a tan temprana edad, por eso no salimos de lo mismo, porque perpetuamos en ellos el aprendizaje de diferenciar y no de incluir. Dejemos de movernos en círculos.

Cada uno sabe lo que tiene que hacer en su metro cuadrado, sabe su rutina de trabajo, su búsqueda de vida, cómo se abre paso y a su familia. Comencemos respetando semáforos, aprendamos a hacer fila sin meternos, valoremos nuestro campo y la herencia indígena, si no aceptamos una minoría tampoco les hagamos estorbo. Vivamos lo que nos toca lo mejor posible. Quizás de metro cuadrado en metro cuadrado, ese orden nos ayuda a tomar mejores decisiones como sociedad  y presionando a quien debemos – sea del gobierno que sea- para que deje de sentarse en estadísticas y propuestas y comience a actuar ya.

Anuncios

Una respuesta a “Los muertos somos todos

  1. Totalmente de acuerdo.
    Cada día manejando pienso cómo no vamos a estar así, cuando 9 de cada 10 salvadoreños cuando ponés la vía para cambiar de carril en lugar de darte el paso aceleran y si pueden te pitan la vieja, cuando en redes trollear a alguien incluso hasta hacer que lo despidan es un logro y celebrable, cuando a cualquier acción positiva le llueven mil “peros” porque viene “del otro bando”.

Compartí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s