Cómo partir un alma

DSCN9457

Ciertos momentos de la vida te van dejando frases memorables. No necesariamente son importantes o trascendentales; a veces algunas se repiten sin saber porqué. No siempre recordamos dónde escuchamos eso que nos deja huella ni quién lo dijo; pero nos acompaña un buen tiempo en la memoria.

Eso me pasa con la frase “me parte el alma”.

Siempre me he preguntado quién habrá sido la primera persona que dijo eso en voz alta y cómo y por qué se hizo ‘viral’ entre quienes escucharon y comenzaron a decirla en sus propios contextos. Qué estaría pasando esa persona que su mejor descripción fue tratar de explicar el dolor de pecho que sentía. ¿Habrá sido de pecho?, ¿por qué dijo alma en lugar de corazón?, ¿tan fuerte o inexplicable era su sentir que tuvo que hacer tangible lo roto?

Supongo que a partir de “me rompió el alma” nació aquello de  “juntar los pedazos”. Hace sentido.

Me gusta jugar con la idea si partir un alama haría ruido. Si dejaría muchos pedazos en el suelo o sobre la mesa. Si dejaría manchas en la ropa, si se quiebra por frágil o se usa cuchillo dentado, y si fuera escena de un crimen, encontrarían rastros que en ese lugar un alma se partió.

Tiene sus tiempos verbales:

– Me parte el alma (algo que sucede en ese momento)
– Me partió el alma (algo que ocurrió y quizás ya se superó)
– Tengo el alma partida (algo que todavía duele por un hecho pasado)
– Ando con el alma partida (indica un rompimiento en proceso)
– Podría partirle el alma (algo que se maneja con cuidado para evitar dolor ajeno)

Antes de llegar al paso por paso, hay que identificar el alma por partir y tener en cuenta el grado de importancia en nuestra propia alma.

Saber lo que esa otra alma significa para nosotros, determinará en gran medida la intención al momento de romperla. A veces creemos que somos incapaces de hacer o decir algo para causar esa fractura en otra persona. Pero, ya sea que debamos hacerlo por su bien o simplemente nos descuidamos en el trato y la rompimos, todos tenemos las manos cortadas con un par de almas.

1. Para partir un alma, se elige primero el arma:

– Palabras (Es el arma más sincera. Da la oportunidad de explicar, entender, intercambiar y quedar en paz)

Utilizar palabras tiene dos opciones:
a) Verdad (Se dicen las cosas tal cual, sin rodeos ni adornos)
b) Mentiras (A veces se temen represalias o se teme una mala reacción del alma por partir y se procede a mentir)

– Acciones (El ejemplo habla; pero siempre se sugiere explicar con palabras lo que ocurre)
– No actuar (La omisión suele ser otra forma común de partir un alma; pero tiene su karma)

*Favor tomar en cuenta que no hablar, no actuar y no decidir, es otra forma de sí hacerlo.

2. Situación o ambiente:

– Cara a cara (lo que se recomienda. Es la forma más directa y rápida de partir un alma. Igual se agradece)
– Con indirectas o a través de un mensajero (es una forma cobarde y por eso muy utilizada)
– En privado (Suele denotar que al victimario le importa dicha alma a punto de ser rota)
– En público (Solo se sugiere cuando se puede prevenir algo mucho peor que un alma rota. Aplica a emergencias)

3. Identificar motivos e intenciones:

– ¿Es necesario? (Es la decisión que tomamos para alertar un mal mayor. Indica mucha confianza y aprecio por el alma. Preferimos una fisura que una quebradura completa)
– ¿Se puede evitar? (Favor agotar opciones!)
– ¿Vale la pena? (Podríamos pensar en venganza, despecho, represalia, desquite, etc; pero la libertad de nuestra propia alma vale más que astillarnos con un alma ajena y que eventualmente nos lo cobrará la vida)

-¿Qué gano yo? (Necesito alejarme, me urge silencio, quiero mi propio tiempo y espacio, ya no siento nada, cambié de parecer…)

4. Nivel de quebradura del alma

– Alto (Los trozos tardan años en volver a unirse. Pedazos rotos dispares y otros extraviados que dejarán vacíos.)
– Medio (Fragmentos con posibilidad de pegarse en menos de dos años. Puede influir la frecuencia con que se recuerde el hecho)
– Regular (Porciones de alma levemente rayadas con alguna fisura. Se limpia en menos de un año)
– Leve (Residuos polvosos que no afectan la forma del alma. Se sacude en meses)
– Imperceptible (Pizcas de daño al alma. Suele pasar con las reforzadas que aprendieron a vivir en el presente total)

5. ¿Me importa?

– Sí (Se hará de todo para ayudar a recoger trozos del alma rota y cuidarla hasta que pegue bien, sobre todo si no fue por mi culpa)
– No (Favor retirarse y guardar silencio hasta que el alma rota lo decida)
– Da igual (No, nunca da igual)

6. Si el alma por partir es la propia:

Es un punto importante para saber qué hacer en el momento que importe. Por ejemplo: no es el mismo nivel de masoquismo investigar por redes sociales lo que hace o deja de hacer el objeto de mi afecto hasta enloquecer de dudas y suposiciones, o mantener contacto con quien te haya partido el alma hace un tiempo y suponer que no lo volverá a hacer, que identificarse con una causa perdida y sufrir eternamente durante esa lucha o insistir en el recuerdo de un fallecido o de algo que ya no se puede cambiar. No es igual.

Intentar partir tu propia alma tiene la desventaja que -por simple mecanismo de defensa- tu inconsciente mantendrá un mensaje constante de esperanza sobre un posible cambio ante lo que te hace sufrir, por lo que la agonía se prolonga. Para algunos es más sufrimiento una duda y otros querrán partir su alma de un tajo. Cada quien con su dolor favorito.

Como sea, usualmente se regresa a los puntos 4 y 5 para evaluar si ya se sufrió lo suficiente y comienza a dar igual o se prolonga un poco más.

Salvador Dalí

Autor: Salvador Dalí

Anuncios

2 Respuestas a “Cómo partir un alma

Compartí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s