Mamá, te escribí un blog

Ningún ‘gracias’ alcanza para la cantidad de sacrificios que hasta ahora entiendo.

La vida nunca se hizo más fácil ni más bonita; pero tu compañía ha sido la mejor protección y ejemplo que he podido tener para que mi espíritu siga respirando y mi voluntad siga volando.

Cuando me faltaron rayas tu me las pintaste y me enseñaste a rugir sin permitir que olvidara lo necesario de la justicia y la nobleza.

Hacer la cosas bien sin pasarle a nadie por encima y a darle voz a quien le falta: “Naciste con una estrella” me decías de niña y aunque a veces me duermo entre la sombra de un fracaso o haberte fallado a vos y al mundo, jamás ha dejado de calentarme el sol que te late entre pecho y espalda.

Vos sos los chocolates de premio, el jardín que tanto nos costó arreglar porque la tierra era mala, la clase de manejo que sirvió más para ayudarte en el mercado que para mi independencia, la nostalgia en mis crisis de adolescencia que tanto te costó aguantar porque ni yo me entendía, los niños que me gustaron y nunca me hicieron caso, la cocinera que se ponía en huelga los domingos y hacías milagros con las 3 cosas que había en la refrigeradora (extraño tus sangüiches con sobras de pollo, siguen siendo mi mejor recuerdo culinario), la rebeldía incansable que tuve en el colegio (y que ha empeorado con los años) y que para mi sorpresa vos defendiste poniéndote en mi lugar, el whisky cinta negra que aprendí a destrozar con coca cola y limón porque así te gusta, las decepciones y miedos laborales que me costó superar porque a pesar de tu ejemplo de lucha me sigue dando miedo el mundo lleno de malas intenciones, la música que nunca te gustó, el pasar de hija a amiga y hacernos compañía como si fuéramos un equipo de rugby contra todo y todos… ese siempre estar.

Te vi cerrarle los ojos a tus dos papás y quedarte con la satisfacción que te diste completa como hija, antes, durante y después de sus enfermedades. Te vi pelear con los relojes y los teléfonos en tus frustraciones de hija para que el tiempo no moviera ni una aguja más hasta resolver lo necesario. Te vi dormir con ojos abiertos y las llaves del coche en las manos “por si algo pasa” y mi admiración por tu entereza sigue intacta.

Gracias por ser el papá físico mientras el otro estaba a control remoto y por tratar de llenar mis vacíos. Eso nunca dependió de vos y aún así lograste ponerle un tapón a la fuga de amor y seguridad.

Quisiera poder devolverte aunque fuera la cuarta parte de lo que me has dado y me jode no poder hacerlo. Si alguien merece tranquilidad sos vos.

Que el universo sepa abrirte los caminos para que tus ‘peus’ viajen cómodos. Daría mi vida por hacer la tuya más fácil.

Gracias ma. En mis ojos te sigo viendo así:

felino17

Anuncios

9 Respuestas a “Mamá, te escribí un blog

  1. “Juelacha” bicha que chillada me has hecho pegar. Pero ta cachimbon tu blog “senkiu” por compartir, salu.

    • Carito! Gracias por leer y por saludar. Dale un beso a Doña Elsy de mi parte. Tu madre es otra de esas cachimbonas que luchan frente a todo. Saludos!

  2. Je! No soy su mama ( en tuieter decia: MAMA…) Pero como uno es meque vea, me meti a leer el blog y….claro x meque! Estoy tirada en la cama con un nudo en la garganta mas grande q los mamones q me tragaba cuando estaba chiquita! Muy bonito, no me importa si es verso, prosa, o que estilo literario y esas cosas q los “intelectuales” ven primero en una escrito, lo q puedo sentir es el lazo de intimidad y amor con su mama, q recoge algo del mio con la mia!…muahhhhhh a usted y su mama corazon! Y siempre seremos cachorras para ellas y ellas enormes ante nosotras. Gracias. Perdon x la metidencia.

    • Gracias Patricia. Todo lo contrario. Hago públicas mis palabras para generar opiniones, las que sean, y provocar sentimientos, aunque atoren. Gracias por tener la curiosidad de leer y la confianza de comentar. Siempre

  3. Me encanto :). Yo todavía no le puedo decir las cosas así a mi mamá. Mejor le hice un playlist, pero espero tener la fuerza algún día de decirlo y espero no sea muy tarde.

    Saludos!

    • Eso del tiempo es bien relativo. Me alegra que tengas palabras para tu madre en pausa sólo esperando que los tiempos coincidan. (El truco está en no pensar mucho 😉 )

Compartí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s