medios y mitos

En el día del periodista es común que reciba algunas felicitaciones por trabajar en radio, en un programa dedicado a preguntar. Preguntar desde un recuerdo personal del invitado hasta el presupuesto de su gestión que no cuadra con los logros de los que se jacta cuando su asistente se los recuerda en un papelito.

Dependerá de la educación universitaria, experiencia y vocación de trabajo que alguien se incline o se considere más comunicador, periodista o alguna otra yerba.

“Todos somos la misma cosa” me dijo una vez un catedrático.

Creo que sigo considerando los medios de comunicación como un oficio lleno de mitos. Veamos:

1. Los presentadores de noticias son periodistas. Mito. Ser comunicador o buen locutor es distinto y está bien. Son dos ramas del mismo árbol; pero dos ramas al fin.

Durante dos años trabajé en un noticiero de TV presentando noticias y cuando me felicitaban el día del periodista, nunca tuve reparos en aclarar que yo sólo leía las notas que alguien más trabajó. No me daba vergüenza porque era verdad. A alguien le pagaban por andar en la calle preguntando y dirigiendo a su camarógrafo para luego sentarse con un editor y explicarle la estructura de su tema y finalmente presentarla a su director de noticias quien aprobaba el trabajo de todo un día para que yo la presentara en vivo a la audiencia. Pero siempre he considerado que un buen periodista debe saber presentar o defender su trabajo en cualquier medio. Aunque se especialice en radio, TV o impresos, es un ‘plus’ saber manejarse ante cámara. Además, no cualquiera interpreta con el debido respeto las noticias que alguien más trabajó. Hasta para meter un gol de suerte, hay que saber meterlo.

2. El periodista casi nunca aparece en cámara para ser creíble. Mito. Insisto en que debo saber presentar mi trabajo en cualquier formato de comunicación. Que un periodista sea el de jeans desgastado, zapatillas converse, camiseta de Woody Allen y viva en las calles porque es un pecado investigativo sentarse en un escritorio, es otro mito. Y de los peores.

Ahora bien, también hay mucha gente que anda en la calle y es más panfletaria que aquella que se queda en un escritorio. Tan periodista es un investigador que escarba un tema durante meses, como aquel que produce notas ‘poquiteras’ (de poquito) cortas, rápidas y diarias para complementar secciones del medio e informar al momento que sucede. Lo inmediato no le quita lo importante ni tiene por qué reñir con la profundidad de una investigación.

3. Las mujeres no tienen la fuerza de ser periodistas agresivas. Mito. Claro, en parte afecta la costumbre de sentar a presentar noticias a una jovencita guapa al lado de un viejo de larga trayectoria para ‘hacer balance’ y alargar la percepción de ‘joven = bonita sin experiencia” y “hombre viejo = experto”. Hay muchas mujeres que sí son periodistas y por ser presentadoras son vistas como el adorno noticioso. Ella reporta el tráfico y el caballero entrevista al presidente legislativo. Tradición que se ha petrificado en mito; pero les apuesto que si la mitad de mujeres que conozco, saliera del anonimato y presentara su trabajo en televisión (por ser medio masivo) esta percepción quedaría anulada.

4. Trabajar en medios es glamoroso. Mito… mitísimo! Ni siquiera las colegas que salen en televisión tienen la vida resuelta con canje de ropa y sala de belleza (a las que eso les resuelve la vida). Por lo general el sacrificio de no tener nunca vacaciones es algo que va pesando con el tiempo, sobre todo al llegar los hijos. El estar disponible a toda hora, cualquier día, ante cualquier emergencia, igual que un médico. Saber que en cualquier momento te sacan de lo tuyo, te dan un micrófono y te mandan a cubrir familias enteras soterradas en un alud, a contar muertos a un centro penal, meterte en una fosa clandestina a preguntar cuántos humanos supone el experto que hay ahí y un largo e inhumano etcétera. A veces digo que trabajar en medios es como Medusa: te encanta, te atrae; pero al tenerla enfrente, te conviertes en piedra.

Eso me lleva a la otra suposición:

5. Las modelos encuentran trabajo fácil en medios. Mit… cierto. Lamentablemente cierto. Y todavía no me explico por qué. Yo soy mala para salir en fotos, siempre salgo con un ojo más pequeño que otro, ambos ojos verdes o rojos, la boca torcida… soy un desastre para vestirme ‘señorita’ con tacones y lazos rosados en un peinado de salón. Pues entonces no me meto a ser modelo, lógico!. Yo no busco oficios para los que no soy buena, ¿por qué insisten los viejos verdes directores de medios en contratar modelos y edecanes para locutar noticias o conducir programas de radio? ¡¿por qué?!. Con alguuuuuuuunas excepciones de colegas que considero versátiles; la ex miss de algún lado no va a atraer nueva audiencia en su noticiero porque las generación a la que -usted director- supone que llegará, es una generación pensante, crítica, que se ofende con ver a una muñeca tartamuda que jamás podría conducir la entrevista principal si su compañero ‘viejo con experiencia’ faltara en el noticiero.

Este año he visto 6 personas renunciar de una misma radio porque su director perdió el rumbo al contratar 4 modelos sin ninguna capacitación, ni siquiera estudios básicos, en comunicaciones. Por supuesto que en el primer evento que patrocinó dicha radio, las vistió con trajes de spandex y le sacó réditos a su contratación. Lo triste fue cuando abrieron el micrófono e intentaron hacer un programa improvisado sobre música

6. En medios de comunicación se gana mucho dinero. jajajaja Mito…. jajajajaja….. súper mito! jajajajaJAJAJAJA…

7. Los que trabajan en medios son creídos. Depende. Siempre pongo este ejemplo: una señora me dice un día que me vio en un supermercado “entre seria y creída”. Le pregunté con quién me vio y me dice “a usted solita”. ¿Y cómo espera que ande con la carretilla del mercado, yo sola, riéndome y saludando a los demás compradores?. ¿Por qué no me saludó?!

Hay que entender que uno no es billete de $100 para caerle bien a toda la gente. Hay personas a quienes caes mal porque les recuerdas algo o alguien, a veces te lo dirán y te lo harán sentir y otras simplemente cambiarán estación de radio o canal de TV para no verte. Si escribiera en un periódico, para algunos tendría credibilidad y para otros no. Hay un porcentaje de eso que depende de mí como comunicadora y otro porcentaje en los factores que rodean a mi público y nada puedo hacer para cambiarlos. Así es como gira el mundo!

Está bien, está bien, acepto que en algunas ocasiones la espuma de la fama rebalsa el vaso que nos contiene y caemos mal y perdonen; pero eso pasa trabajando en medios o en cualquier otro lado. Para eso tenemos pareja, amigos, compañeros y sobre todo familia, para volvernos a poner los pies en la tierra.

8. Al cumplir 35 años o cuando aparezca la primera cana, estás fuera. Estúpidamente cierto. Contrario a lo que manda la lógica, en mercados como el nuestro se nos cuenta en ‘años playboy’. Eres joven, atractiva(o) sin canas y todo en su sitio, aún cuentas. Si llegas a los 35 años, ya tienes 90 en años mediáticos. En EE.UU por ejemplo se respeta y aprende de los comunicadores con trayectoria. Aquí como siempre, funcionamos al revés.

9. Todos hemos soñado con entrar corriendo y gritando: “¡PAREN LA ROTATIVA!” También es cierto. No lo voy a negar. Es una ricura caer en la tentación de éste mito, tanto como aceptar que todos los policías gordos comen donas. En más de alguna ocasión hemos querido tener en nuestro poder alguna información que cambie por completo la opinión pública.

10. Los que trabajamos en medios de comunicación, somos la farándula. El mito más ridículo de todos. Algunas compañeras se van a molestar porque sienten que su trabajo en medios les da un estatus diferente al resto de mortales; pero farándula es eso que existe en Hollywood y Londres, los que ganan millones por hacer pelis. Los que se pasean con un séquito de seguridad cuidándoles de un ejército de fotógrafos. ¿Eso es en El Salvador? Por favor! Aquí quien nos persigue será un ladrón de teléfonos móviles y un par de cobradores de tarjetas de crédito.

Según he concluido por mi programa de radio, la farándula nacional son los políticos. Y lo digo de la forma más peyorativa posible.

Yo no me considero periodista. Tengo claro que mi formación universitaria estuvo enfocada en otras ramas de la comunicación y me faltan bases. Mi experiencia tampoco comenzó en el periodismo y aunque la vida me ha llevado a acercarme; usaré esta entrada para enviarle un saludo con mucha admiración a los que sí son periodistas y luchan hasta con su propio medio para decir lo que deben decir.

Sigamos diciendo las cosas. Siempre. Sólo así se cambian sociedades.

Feliz día periodistas!

Anuncios

7 Respuestas a “medios y mitos

  1. Me encantó este post. Yo también pienso que los presentadores no solo por presentar noticias son periodistas (cosa que no resta méritos en nada a los presentadores, simplemente es como si un arquitecto se molestara porque le dicen que no es ingeniero y viceversa).

    No señalo un ítem (así se dice?) en particular porque me han gustado todos, pero si algo se pasa a los otros ámbitos laborales y que es lamentable y ridículamente absurdo en nuestro país, es el desprecio y menosprecio en las empresas (la mayoría) a la gente mayor y con experiencia. Por eso el país va como va.

    Por cierto, me robo eso de que la farándula salvadoreña son los políticos, esta buenísimo eso!

  2. Pingback: Nueve mitos y algunas verdades sobre el periodismo en El Salvador, Ivonne Veciana | Autores de Centroamérica | Magacín | Scoop.it·

  3. Excelente comentario! Llegué a este blog a través de un enlace de Miguel Huezo Mixco. Feliz día del periodista.

    • Hola tío!! No sabe el gusto que me da verlo por estos rumbos. Aquí estoy haciendo mis ejercicios de escribir. Lo sigo leyendo en ‘Opinión’ de El Faro con mucha admiración. Recuerdos a la familia y un abrazo fuerte con cariño.

  4. Pingback: Nueve mitos y algunas verdades sobre el periodismo en El Salvador, Ivonne Veciana | Periodismo ético | Scoop.it·

Compartí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s