Felicidad descalza

En algún día de mi historia -ahí por los 20 años- el amor de mi vida se refería a mis pies como ‘mugritos’.

Nos conocimos cuando yo hacía teatro y estábamos en la pre producción de la obra ‘Fábrica de Sueños’ para el Festival Internacional de Teatro de ese año (¿Cuál año? no lo diré)

Uno de mis personajes era el espíritu de la que fuera esposa del personaje principal y por lo tanto, actué descalza la mitad de la obra.

Nos hicieron la sesión de fotos de nuestros personajes y ahí llegó el susodicho. Lo primero que vio fueron mis piecitos. Maquillados y posando para la lente como si fueran profesionales en modelar. Ni ellos ni yo lo somos.

Mucho tiempo después me confesó que el amor le entró por los pies. Los míos.

En una ocasión me dijo: “la expresión te cambia cuando te quitas los zapatos. La mirada te descansa y sonreís más”

Hasta ese momento suponía que mi rebeldía infantil de andar descalza era una prueba no superada, sumado al poco gusto de usar tacones; pero con semejante explicación, debía ser algo más.

Si buscan en internet “beneficios de andar descalzo” encontrarán cientos de resultados que hablan del fortalecimientos de los músculos, se desarrollan mejor los tobillos, evita la deformación de la columna que producen los tacos altos, fortalece el sistema inmunológico y una serie de ventajas para el cuerpo físico. Además, sacando mi autoestima, no necesito usar tacones.

Pero más allá de lo físico, andar ‘chuña’ es todo un acontecimiento simbólico: significa aterrizar.

¿Se han fijado en cuántas culturas se baila descalzos? ¿Cuántas veces decimos ‘poner los pies en la tierra’? Pues eso. Regresar a la mamá (Tierra), volver al principio, bajar la mente y el espíritu a lo quieto, es un polo a tierra emocional.

Para meditar siempre es sin zapatos. Para los rituales indígenas de cualquier etnia también. Danzas tribales y contemporáneas… descalzos! El ritual de la ducha y el jabón: descalzo. ¿Cómo incia un bebé el conocimiento del mundo y a despertar lo sensorial?… sintiendo por manos, boca y pies.

¿Caminar por la playa? ¿ajá? ¿cómo es más rico?… Y a menos que nos pongamos muy sexy y nos dejemos los tacones… en la cama también estamos descalzos. ¿Fútbol playa del que somos la nana del mundo? chuña! Punto.

Y ni hablar de la reflexología. Un descalzo bienestar.

Hombres y mujeres: hay que cuidarse los pies, ponerse crema, prevenir uñeros, piel seca y consentirse de vez en cuando con masajitos y exfoliantes. Sí, también los hombres! Por favor, es súplica! Cuídense los pies! nada más sexy que pies masculinos bien cuidados.

Crecemos con tanto “no andes descalza” “el suelo frío te va a enfermar” “andar sin zapatos es malo” y tantas prohibiciones que luego cuesta desprogramarnos.

Apartando la obviedad del cuido, queda hecha la invitación para re aprender a disfrutar estar sin zapatos más tiempo y en todas las superficies que puedan: arena, agua, lodo, césped, alfombras y la que debería ser su favorita: la piel de quien les gusta. También se abraza con los pies.

Disfruten el mundo sin zapatos.

Anuncios

15 Respuestas a “Felicidad descalza

  1. Oh no, paso. A excepción de la arena de la playa, no me gusta andar descalza…es que odio que se me ensucien los pies!. Lo que sí me gusta es andar en calcetines =)
    Ha de ser hereditario. Te cuento una anécdota de mi papi. Trabajaba de maestro en un cantón lejano de Morazán en 19entonces y llegó al punto de tener que cruzar un río a pie. Se quitó los zapatos y los calcetines y un lugareño lo vió y le dijo: “No, con esos pies no va a cruzar” y lo llevó chineado hasta el otro lado del río.

  2. Yo propongo que hagamos el Club de la Chuñas. Yo soy descalza de nacimiento, confieso que me pongo zapatos solo por convencionalismos sociales, je je. Mi casa parece de japoneses, allí en la entrada siempre están los cuatro pares de zapatos. Saluditos.

    • Siiii. Si acaso uso chanclas porque ni modo. Por más que me critican que ando en todos lados con sandalitas de playa, no importa. Soy feliz chuña! jaja. Un besote Flor

  3. El andar sin zapatos es estar libre. Desde nina mi padre me llamaba la atencion de siempre que no pisara el suelo frio, y ahora mi esposo lo mismo. Que tradicciones!!
    Nomas por que la bisabuela lo dijo, porque abuelita lo dijo, y por que mama lo dijo, y ahora tu lo dices. Todo esto sin buscar informacion que de base a ello.

  4. Fijate que ahora que Gaby ya camina, su acción favorita es quitarse los zapatos, ensucia calcetines que es maravilla.
    Y ahora ya le agarró que se quita los calcetines y anda descalza por toda la casa, por más que le digás que se ponga zapatos, un ratito le duran…hasta en los restaurantes se los quita en la mesa!
    ¿Será que es lo natural? =)

    • jajajaja claro que es lo natural!. Te digo: una gran INvolución de la humanidad me parece el brassier, las fajas, tacones y zapatos. Si te das cuenta, afecta sobre todo a las mujeres:

      1. El Brassiere: Sofoca la vida (simbólicamente por los pechos). ¿De dónde sacamos que deben ‘lucir apretados y levantados’?!. Claro, una ya no se imagina sin ese sujetador; pero no es natural!

      2. La Faja: Sofoca la respiración (que es la vida!) ¿por qué debemos definir la cintura y vernos delgadas?! ¿Quién se inventó semejante estupidez sobre ser delgada?!!. A menos que tengas problemas de espalda y articulaciones, usar una faja modeladora no es natural.

      3. Tacones: Evitan que tengamos los pies en la tierra (Simbólicamente te mantienen en punta y con medio pie sobre el suelo). ¿Para qué? ¿Solo para vernos ‘más altas y estilizadas?! ¿Según quién?!. Mientras más lejos de la tierra, más en la nube la cabeza. Por eso las cultura indígenas y originaras antes de la colonia, todos andan descalzos, para conectarse con la mamá Tierra. Es el cordón umbilical con la naturaleza andar descalzos.

      Ufff… ya me emocioné…

  5. Que bueno es saber que existen personas que compartimos placeres prohibidos como andar descalz@s, En mi casa crecí con la prohibición de andar descalzo, pero siempre me di modos para andar descalzo, aprendí a vencer el miedo al que dirán cuando me di cuenta que pocos son los que se fijan si vas descalzo, , hoy camino descalzo todo el tiempo, hoy vivo feliz.

  6. Hola Ivonne, tiempo sin leerte pero con ganas de dejarte un mensaje. Sigo andando descalzo tanto como puedo, es algo que me fascina realmente. Además que me encanta hablar de eso. Espero que también lo sigas disfrutando. Mil besos.

    • Qué bueno que sigas en contacto directo con el suelo. Muy bien. Yo sigo con un par de sandalias de playa en el auto para cambiarme de inmediato los zapatos de oficina. Me da igual si combinan o no. Gracias por escribir para saludar!

Compartí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s