Ni lógica, ni ley

Hoy escribo de varios temas. No termino de publicar uno, cuando ya pasaron 3 situaciones más…

Desde que retomé la idea de bloguear en diciembre, el arzobispo se levante un día y decide que los azulejos de catedral son peligrosos y manda a destruirlos sin consultarle ni al artista ni al arquitecto y ahora resulta que también “tenían signos masónicos”. Nos concentramos más en las lágrimas (?) de Funes y éste decide dar de alta al coronel en retiro Ochoa Pérez para que deje de opinar en su contra en facebook. Se realizan cambios en direcciones del gabinete de seguridad, más comentados que el hecho que apenas faltan unas cuentas semanas para las primeras elecciones con rostro y/o bandera sin que el TSE inicie campaña de educación en los votantes por estar peleando la comisión de venta publicitaria…

…Y ni acordarme de aquella columna fomentando la homofobia o de aquel perro que funciona como guardaespalda a falta de seguridad pública.

Ayer en la tarde, el vehículo adelante del mío cedió el paso a un grupo de peatones y todos los de atrás pitaron tum blin blin (‘la vieja’) por haberse detenido.

Así como es un ejercicio escribir, es un ejercicio hacerse de buenos hábitos y de igual forma el auto control. Por eso toco el tema del tum blin blin, para recordarnos a todos que si no hemos trabajado un luto nacional acumulado por 35 años, más nos costará controlar esa cólera tan arraigada que mantenemos lista para disparar con críticas destructivas e insultos en cualquier tema y situación.

Es como los que se recuperan de una adicción: primero aprenden a cuidar una planta, luego una mascota y años después están listos para una pareja sentimental. Así de exagerado pongo el ejemplo de lo obligados que estamos a tratar de medir poco a poco nuestras cóleras individuales y sociales. Es un ejercicio diario.

El otro tema (que tiene relación con lo anterior) es la entrevista al Comisionado Mendoza que realizamos en la radio el lunes pasado. Nuevo en el cargo de Investigaciones de la PNC quien con mucha naturalidad expresó la urgencia de tomar “medidas extremas” ante los 14 muertos diarios en el país. Frases como “dígame, yo policía, ¿qué culpa tengo que maten a una persona” me dejó claro que las autoridades no tienen ni lógica, ni ley. Y esa frase me derramó el dolor de Patria, como diría José Rutilio Quezada.

Es preocupante -y sobre todo triste- llegar al punto de ver garantías constitucionales como simple burocracia porque la ola de violencia ya no nos permite darnos el ‘lujo’ de respetar leyes y derechos. Lo que trato de pensar es que si no se trabajaron desigualdades económicas y sociales a tiempo, tampoco se trabajó en el control de instituciones con funcionamiento sano; hoy mucho menos se van a evaluar límites de violencia para combatir violencia.

Me duele ese “ni modo” que contestamos ante planes de seguridad inciertos -como todos los anteriores- ante el estrés social de 14 asesinatos diarios. La barbarie de asesinar mujeres con hijos en brazos y cadáveres embolsados al lado de estaciones policiales nos han llevado a tantos “ni modo” que asusta no verle límites.

Un oyente dijo: “autoridades, autoridades, todo se lo dejamos a las autoridades. ¿Cuándo nos obligaremos a nosotros mismos a cambiar?” (pido disculpas por parafrasear); pero si las autoridades ponen leyes y éstas se cumplen según la lógica de cada uno…

¿Cómo controlar reacciones de enojo cuando autoridades, líderes, funcionarios, etc. nos hacen sentir agredidos en la ciudad en la pagamos por vivir?! ¿Nos quedamos sin lógica ni ley?

Estoy convencida que mientras más se hable, debata, argumente y proponga en éstos temas, más nos ayudamos a evitar los tum blin blin allá afuera. Adelante.

Anuncios

4 Respuestas a “Ni lógica, ni ley

  1. Hasta que se decida ( no importa si es izquierda, derecha, Obi wan kenobi o chespirito) aplicar las leyes como han sido escritas y no interpretarlas a su propio beneficio y conveniencia, la ciudadania salvadorena seguira pagando la inecficiencia de las autoridades ” legalmente elegidas”. Es una tristeza ver q cada anio mi pais se convierte en el laboratorio de decisiones hechas por burocrtas formados en universidades, sindicatos, carrera militar, en la montania o como nuestro actual presidente detras de un microfono q durante anios dijo ser un periodista de trayectora intachable. Bueno mientras sigamos denunciando y hablando de esto todos los dias y por todos los medios algun dia ESPERO esta ola de violencia ceda al menos o cese para el bienestar de mi pais. ESO SI CERO TOLERANCIA AL CRIMEN Y A LOS CORRUPTOS DE CUELLO BLANCO.

  2. Esa entrevista nos dejó helados a todos supongo. No necesito un gabinete de seguridad para que se me ocurra desconectar el teléfono si me llaman sospechosamente…pero yo esperaría que dicho gabinete haga ALGO para que eso deje de suceder, algo más que seguir jugando revoluto con todos los funcionarios y llevarlos de cargo en cargo a ver en cual “pegan”.
    La violencia reprimida en esta sociedad es inconmensurable y se evidencia en esas pequeñas cositas, como la manejada.
    Que Dios nos proteja, porque al parecer los seres terrenales de turno no pueden.

  3. En nuestro país nos hemos dado a la tarea de ser TODOS unos analistas, o especialistas en todos los temas, pero son minimos aquellos que se dedican a trabajar, se deja esa tarea a otros.

    En los buses, las personas sacan su telefono, llevan sus cadenas de oro o por lo menos simula oro, hay que colaborar un poco, no digo que debamos tener miedo, pero si prudencia y precaución.

    Hemos desarrollado la costumbre de poner en pedestal a las personas que cuenta con un titulo, ya no se dice “don Carlos”, “doña blanca” debe llevar el lic, o licda. para que esa persona nos brinde su atención o se sienta atendida, humildad es lo que ya no hay.

    Aprendemos a conocer las leyes y las regulaciones con el unico fin de poder evitarlas, no de cumplirlas.

    tener la cultura de ver un lapicero y tomarlo, sin preguntar de quien podría ser, es lo que nos lleva a siempre aplicar la ley del mas fuerte.

    Excelentes comentarios

    Saludos
    Feliz Miercoles

  4. Mucho se habla de la destruccion social en la actualidad.
    o tambien gente que dice: “En tiempos de guerra era mejor…”
    He vivio la transicion de la guerra a la paz y la evolucion de los salvadoreños no fue para mejorar, nunca se le puso atencion a la juventud de esa apoca y ahora son los padres los jovenes de ahora, y lo que vivimos ahora simplemente es el reflejo de la desatención…

    un ejemplo simple:
    Los juegos estudiantiles.
    en los años 70´s existia la competencia sana (nadie penso en el futuro del deporte)
    En los años 80´s emepezo a degenerarse y empezaron a usar piedras (nadie supo corregir y solo pensaron en reprimir)
    Luego en los 90´s la competencia era mas agresiva, llegando a desordenes en el centro de la capital (aparecer los primeros mareros y como si nada solamente los marginaron )
    Al final de los 90´s se suspendieron los juegos estudiantiles. (nadie penso en solucionar o buscar alternativas para la juventud)

    Ahora, poniendo atencion, los jovenes que evolucionaron despues de la guerra forman nuestra sociedad adulta y violenta….
    No es de extrañar, por que ceder el paso a los peatones enciende un reflejo agresivo en la calle!
    Y solamente imagnar como será llegar a viejo en estas condiciones en este lindo país!

    TENGO MIEDO!!

Compartí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s